jump to navigation

Dilaciones diciembre 4, 2008

Posted by javiersalinas in General.
trackback

Sabemos que no va a ser fácil que los concejales entiendan el significado de la frase “res non verba“, a pesar de la gran cantidad de abogados que pululan por el HCD.
Digo esto porque parece que los concejales de Acción Marplatense no entendieron muy bien las palabras de Pulti, quien a fines de abril de este año decía:

“La mejor tecnología es la de tarjeta de aproximación y a eso debemos apuntar. Prefiero la tarjeta de aproximación en la medida que se pueda colocar rápido y que no la tenga que pagar la gente. Es la solución ideal”

Ver: Palabra de Pulti

Asi que aclaramos:

El jefe político de la bancada de Acción Marplatense ya dijo que la tarjeta de aproximación es la mejor tecnología.

Que se puedan instalar rápido: ya les dijeron que se instalan en 90 días.

Que no las pague la gente: es posible. El costo total de instalación en los 400 micros va a ser de 273.000 pesos, contra los 3,6 millones que costaron las monederas y que, a pesar de lo dicho por Ferraresi de que no las iban a pagar los usuarios, están incluidas en el cálculo trucho del costo del boleto plano.
Y aunque las tuviera que pagar el pasajero, el costo sería de 0.08 centavos de peso (8 centésimas de centavo) por Km recorrido, contra 1 centavo de peso, por Km., calculado para las monederas. En términos de costo por boleto, las tarjetas de aproximación estarían en 3 centésimas de centavo contra 38 centésimas de centavo las monederas.

A los que usan la chicana de “esto está preparado para que las instale una sola empresa”, no es un tema que les competa, a menos que detecten que el precio que se vaya a pagar sea exhorbitante y represente una estafa para el usuario. Algo que, si recordamos un poquito nomás, no les preocupó en lo absoluto cuando se denunció la contratación de un sistema de GPS mucho mas caro, por parte de una empresa capitalina, que el que brindaba una empresa marplatense.

Finalizo entonces con palabras del propio Presidente del Concejo Deliberante, Marcelo “el barroso” Artime:
“Lo único lamentable de todo esto es que mientras tanto se sigue prolongando el uso de las tarjetas magnéticas, que son un desastre”.
Res non verba, Marcelo, res non verba.

Anuncios

Comentarios»

1. nestor - diciembre 4, 2008

prensa@lacorrienteavanza.com.ar

Respecto de una entrevista periodística al Concejal Arq. Artime, Presidente del HCD, sobre el tema monederas es imprescindible insistir, una vez más, para aclarar algunas presuntas dudas ─ que ya no deben existir ─ de manera que, el seguramente involuntario error del Concejal no induzca a error a la opinión pública. El artículo comienza manifestando que “El presidente del Concejo Deliberante de General Pueyrredon fijó su postura sobre el cuestionado proyecto que impulsa una prueba piloto con el sistema de monederas en los colectivos y consideró que la discusión se ha vuelto estéril, aunque se mostró optimista”.

Luego se explaya reconociendo que “es una discusión que se torna estéril y no se puede estar discutiendo un año sobre el mismo tema”. Por último argumentó “cuando se tienen dudas hay que probarlas. Por eso lo que hay que hacer es poner una prueba y veamos como funciona y si a la gente le sirve avancemos en las monederas y si el resultado es otro terminemos con la discusión”.

El error que comete el Concejal Artime es que trata el tema genéricamente y no tiene en cuenta que el tema específico a discutir ya lo ha sido hasta el cansancio y no existen elementos de juicio ciertos y/o técnicos que justifiquen la tal prueba.

Nos explicamos:

NO SE HA DISCUTIDO SOBRE EL TEMA MONEDERAS EN ABSTRACTO; SE TRATÓ EXHAUSTIVAMENTE LA INTENCIÓN DE LOS EMPRESARIOS DEL TRANSPORTE PÚBLICO DE PASAJEROS DE INSTALAR PRIMERO Y PROBAR LUEGO UNAS MONEDERAS ESPECÍFICAS QUE YA TIENEN ADQUIRIDAS. Y seguimos explicando:

Existe una conocida (y aceptada) resistencia y una decisión firme (en su momento) del Concejo Deliberante, en el sentido de NO PERMITIR LA EXISTENCIA DE DINERO SOBRE LOS VEHÍCULOS. Esta es una posición “genérica” o general que ya desalentaría cualquier tipo de prueba. No cabe pensar que las circunstancias que generaron esta cerrada posición hayan cambiado.

La Comisión de Transportes del HCD recibió un pormenorizado informe del Presidente de la Asociación Bancaria ─ a más de lo que es público y notorio ─ sobre la escasez de monedas en plaza y la perspectiva de improbable solución en el mediano plazo.
Otra posición “genérica” contra las monederas. Puede considerarse que en algún momento pudiera solucionarse el problema. De cualquier manera la prueba se haría ahora.
Una tercera cuestión “genérica” es que, a pesar de lo que contamos a continuación sobre la evolución tecnológica de las monederas, estas “genéricamente” ya se han prácticamente descontinuado. Es decir: NO SE FABRICAN MÁS PORQUE HAN SIDO SUPERADAS POR LOS OTROS SISTEMAS.

Hasta aquí circunstancias que desalientan, si se piensa en la seguridad y bienestar de trabajadores del transporte y usuarios, cualquier prueba de cualquier tipo de monederas. Pero lo ya discutido se refiere no a cualquier tipo de monederas sino a unas monederas específicas… las que desean colocar los señores empresarios. Se deberá seguir explicando porque la cosa es “obscurita”.

Como es obvio, existen en el mercado (mundial) diversos tipos de monederas y, también obviamente, las modernas han superado en rendimiento y servicios a las antiguas ─ la famosa y constante evolución tecnológica ─. No conocemos todas las variedades existentes ni sería útil enumerarlas si las conociéramos. Será suficiente, a nuestros efectos, tratar de solo tres tipos de monederas:

1) Las que tendrían en existencia los señores empresarios (ya compradas según sus manifestaciones).

2) Las que están instaladas y en funcionamiento en la línea provincial 221 cuyo recorrido coincide parcialmente con el de la línea 581 donde se haría la prueba solicitada.

3) Un ejemplo de monederas modernas, de una reconocida marca mundial.

Empecemos por el final:

· Las monederas modernas trabajan en “tiempo real”, es decir: toda la información sobre número de pasajeros, importes de los ingresos, horarios, etc. todas las aquellas necesarias para el adecuado control (que facilitan una adecuada tarifación y un mejor servicio… entre otras cosas), se puede recibir y controlar en el mismo momento que se produce y/o quedar registrada en sede del poder político a más de la empresa.

· Las que está instaladas en la línea provincial 221 registran la información electrónicamente y cuentan con 30 días de almacenamiento de dicha información.

· Las monedas que se instalarían, luego de concretarse una prueba y que la misma fuera exitosa, son antiguas, su producción está discontinuada y proveen un solo control mecánico interno que, para llegar al poder público debe ser retirado de los aparatos y, en muchos casos “transcripto” a planillas u otros soportes.

No es necesario el empleo de ningún criterio subjetivo o político para afirmar QUE LAS MONEDERAS QUE SE PRETENDEN IMPLEMENTAR NO SIRVEN A LA COMUNIDAD, NO LE SIRVEN AL PODER CONTROLANTE Y NO SE PUEDE ENTENDER LA INSISTENCIA EN COLOCARLAS.

No es necesario el empleo de ningún criterio subjetivo o político para afirmar QUE SI, AÚN, LO QUE SE PRETENDIERA FUERA INSTALAR MONEDERAS MODERNAS TRAS LA PRUEBA “EXITOSA”, EL COSTO DE “SOLAMENTE” AGREGARLAS A LOS APARATOS DE LA TARJETA INTELIGENTE SIN CONTACTO ES DE 1.500 DÓLARES, CON LA OBLIGACIÓN DE COMPRAR AMBOS SISTEMAS A UN MISMO PROVEEDOR. Lo que significaría un aumento de costos (trasladables a la tarifa) inútil y ocioso porque: OTRO ERROR DEL CONCEJAL ARTIME, la tarjeta inteligente, sus posibilidades de carga, la factibilidad de hacerlo de varias maneras, etc. hace desaparecer, el problema de colas, montos, etc. que él plantea se mantendría si la gente de bajos recursos no puede usar monedas.

Entendemos palmariamente QUE NO EXISTE NINGUNA DUDA SOBRE LO ACERTADO DE OLVIDARSE DE LAS MONEDERAS Y LA DISCUSIÓN QUE SE SIGUE PLANTEANDO, ES REALMENTE ESTÉRIL Y ABSURDAMENTE DILATORIA DE LAS SOLUCIONES REALES.

2. nestor - diciembre 4, 2008

dese el blog http://www.lacorrienteavanza.com.ar

LAS MONEDERAS TIENEN ESCAPE

¿Qué es lo que ocurre? ¿Otro detalle técnico novedoso de estas obsoletas maquinitas, tan meneadas en los últimos tiempos? Nada de ello, las monederas siguen igual, no solucionando ya más nada y por eso se erradican de todos lados.

El escape (salvo alguna razón no explicitada) es el calificativo que les cabe a la actitud de varios señores Concejales que, desde hace ya dos sesiones de la Comisión de Transportes, no aparecen por la sala y no permiten así que se encuentre el quórum para sesionar.

¿Qué temas se deben tratar? Algunos no demasiados discutibles y otros ligados a las ya famosas monederas. De estos últimos tenemos:

Por un lado un proyecto de ordenanza que autoriza a los señores empresarios a implementar el sistema de “tarjeta inteligente” o “sin contacto”. Ya se ha hablado suficientemente de ello, solo cabe agregar por si alguien no conoce el tema, que las mismas solucionan de la mejor manera (menos el costo del boleto… desgraciadamente), todos los problemas que para el usuario está comportando el actual régimen, todas las necesidades de información confiable para el control que puede pretender el poder político y un sinnúmero de servicios adicionales. No aprobar este despacho implica demorar una solución aceptada y aprobada por todo el mundo.

Por el otro, un pedido de la AMETAP solicitando se implemente el cobro de la tarifa del transporte colectivo mediante monederas antes de la temporada estival, y con la modificación del sistema de tarjetas magnéticas por el de contact less (o sin contacto en idioma de Mar del Plata y aledaños).

Por último la solicitud de creación de una Comisión Mixta Consultiva del Trans-porte Público de Pasajeros, iniciativa que apareció después de la reunión de la comisión con el Gremio de UTA, donde se propuso crear esa comisión para discutir, quizás entre otras cosas, este famoso asunto de….¡¡¡ las monederas!!!

¿Por qué no se desean tratar los antecitados temas… si es que ello es así?

¿Qué Concejales no lo desean…. si ello es así?

Conjeturemos:

Los tres concejales del oficialismo podrían decir que, de no hacerse lo que los empresarios del transporte desean, estos pueden “pararles” el transporte colectivo, con el descrédito consiguiente para el Ejecutivo.
No creemos que algo así pueda ser cierto, pero si lo fuera, por alguna circunstancia que se no sabemos, y ese fuera el criterio para “escapar”, podríamos sugerirle unas cuantas cosas, que pasamos a enumerar sin que el orden signifique mérito:

. La comunidad está bastante cansada de los manejos conjuntos (como en otras épocas) de transportistas y poder político.

. Los obreros del transporte se oponen absolutamente al manejo de dinero a bordo.

. Hoy la opinión pública no va a aceptar tener que buscar monedas, que no hay, y correr el riesgo de que no le den el vuelto (sobre todo si se la termina de informar sobre las calidades del nuevo sistema, la facilidad y rapidez de su puesta en marcha, etc.).

. Los señores turistas, que no van a aparecer por ahora para reclamar nada, con las nuevas tarjetas van a poder hacer aquí también cómodamente lo que a partir del primer día del año próximo deberán hacer todos los ciudadanos de la Provincia de Buenos Aires que acudan a hacer trámites a la ciudad de La Plata donde se imple-mentará el sistema de tarjetas inteligentes.

Por tanto, la comunidad toda difícilmente aceptaría la extorsión de los señores transportistas para imponer algo que no tiene ningún motivo razonable. (Indudablemente debe haber motivos no razonables, al menos para los valores comunes y legales).

O sea, si aquella remota e irrazonable posibilidad de mal análisis de la realidad existiera, podríamos decirles a los concejales del oficialismo que no teman. Porque los señores transportistas no deben “comer vidrio” y saben tanto como cualquiera que no están para lock outs (o paros patronales, en idioma de Mar del Plata y aledaños). Por el contrario, sería una lástima que empezara a sospecharse que el Ejecutivo actual puede seguir los pasos de su predecesor.

De los otros dos concejales, no oficialistas, que tampoco han asistido a ninguna de las dos reuniones, si bien conocemos sus posiciones a favor de la prueba de las monederas y de la creación de la comisión, nada tenemos que sugerirles porque son gente con experiencia y saben muy bien lo que hacen.

Comentarios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: