jump to navigation

Subsidios y tarifas marzo 30, 2010

Posted by javiersalinas in General, Tarifa.
trackback

Marcelo Zlotogwiazda escribe para la Revista XXIII, y publica también en elargentino.com una nota cuyo título es Tarifas baratas para todos.

En la misma hace referencia a las tarifas de distintos servicios públicos, como la energía eléctrica y el gas, pero donde la palma de los subsidios en realidad se los lleva el rubro transporte. Recordemos que, a diferencia de Mar del Plata, en Capital Federal y AMBA, por su extensión y densidad poblacional, el transporte público se basa en tres servicios, colectivos, trenes y subtes.

Zloto cita entonces las palabras de “el funcionario”, por ejemplo, las siguientes:

La política de tarifas baratas para todos implica que una porción considerable de los subsidios cubre beneficios que también reciben sectores acomodados de la sociedad. Un verdadero despilfarro inequitativo de recursos.

Pero, a diferencia de “nuestros funcionarios”, este no explica la situación basado en las mentiras de los transportistas, sino en números reales del Ministerio de Planificación, los cuales, además, informa. Estos son algunos de esos datos destacables:

Sólo el 28 por ciento de los pasajeros de colectivos vive en hogares que no llegan a cubrir la canasta básica.

– En ferrocarriles el porcentaje es un punto mayor, pero con grandes diferencias entre ramales: por ejemplo, mientras en el Belgrano el 52 por ciento de los pasajeros es pobre, en el Mitre el número baja a 18.

– Algo similar sucede en el subte. El 12 por ciento de los usuarios es pobre, pero la cifra sube a 29 por ciento en el Premetro y baja a 7 en la línea D.

A diferencia del gas y la electricidad, donde es posible aplicar aumentos discriminados que sólo afecten a determinada clase social, en transporte eso no es factible por ahora. Recién se podría hacer algo por el estilo cuando esté en plena vigencia para todos los medios de transporte la tarjeta individual SUBE.

Y para todos aquellos que ante cada aumento del boleto a nivel local hacen estúpidos convenios que jamás se cumplen, deberían leer lo siguiente:

… el hecho de que las empresas de autotransporte y los concesionarios de trenes dependan más del subsidio que del precio, desdibuja el incentivo para mejorar el servicio. Su calidad queda supeditada a un control gubernamental que no es precisamente eficaz. No es casual que el nivel del servicio sea el que es.

En nuestra ciudad el porcentaje de los subsidios al transporte público de pasajeros llega al 30% de la facturación total, cuando en Cap. Fed., en algunos casos, es de casi el 70%.
Sin embargo, no habrá manera de mejorar el servicio y ajustarlo a las necesidades de la ciudadanía si no se realiza un seguimiento similar al nacional.

Se impone tener un mecanismo que permita la distribución de los subsidios orientado al usuario y no a la empresa. Es por esto que los empresarios locales estiran hasta lo imposible la implementación de las tarjetas de aproximación y estirarán mucho mas aun su adhesión al S.U.B.E.

Porque saben que en cuanto el subsidio se personalice, deberán seducir al usuario para que ese dinero que se le otorga por su condición social vaya a parar a su caja. Y además, deberán justificar con calidad el precio del boleto que se le cobre al no subsidiado.
Precio que, de elevarse demasiado, hará que otros medios de transporte, como la bicicleta, la moto y el remisse, taxi o auto compartido pasen a convertirse en una competencia feroz.

Y no solo será un problema para los transportistas. El gobierno municipal tendrá que tomar las riendas de un tema que ha demostrado no querer entender, para ser suave en el diagnóstico. Si dejáramos la suavidad de lado, se podría decir que es un tema que le quema las manos porque ante la ignorancia, inutilidad y complicidad de los subalternos, no quieren asumir como una responsabilidad que se les puede venir en su contra como una avalancha.

Estos cambios que se vienen serán inevitables. Si el gobierno nacional se mantiene en su postura de subsidiar al usuario, no creo que permita a los centros mas poblados del interior del pais, como el caso de Mar del Plata, Córdoba, Rosario, Mendoza, Bahia Blanca, etc, mantener estas estructuras tan vetustas y al servicio de un empresariado cuyo lucro alcanza proporciones escandalosas.

Si los involucrados en el tema transporte aun tienen alguna neurona en buenas condiciones, que no ha sido atacada por la angurria y la prepotencia, solo me queda aconsejarles que se resignen a que el carnaval se terminó y se vayan adaptando a los cambios que vienen por las buenas, ya que por las malas puede ocurrirles lo mismo que a los dinosaurios.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: