jump to navigation

El pensamiento vivo del concejal Arroyo junio 18, 2011

Posted by javiersalinas in General.
trackback

Días atrás me hicieron llegar el link a otra página sobre el transporte público de Mar del Plata. Si bien no tiene identificación de quien la realiza, todo apunta a que la misma, junto con otras de diversa temática sobre problemas marplatenses, como nocturnidad, contaminación, erosión costera, vandalismo, Av. Constitución y otras, son parte de un proyecto de alumnos de la Universidad Fasta.

Pero en la primera página mencionada encuentro una interesante entrevista al concejal Carlos F. Arroyo, la que transcribo a continuación:

– ¿Cuál es para usted el eje principal del problema del transporte en Mar del Plata?

Carlos Arroyo: La ciudad es atípica, es de ciento ochenta grados, además que está flanqueado por dos grandes colinas – Peralta Ramos y Santa Cecilia- y que, para colmo, el sector comercial y financiero se reduce al microcentro: está todo concentrado entre Colón, Libertad, Independencia y la Costa, y la distribución de las líneas se vuelcan directamente sobre el centro.

– ¿Qué hace falta en la ciudad para que el servicio de transporte sea acorde?

CA: Es muy difícil realizar en Mar del Plata un servicio de transporte como se debiera, la jerarquía de la ciudad ya es un problema. Además falta diversidad en los sistemas de transporte: creo que agregar tranvías modernos en la ciudad sería una buena solución, por lo menos alivianaría las cosas.

– ¿Piensa que el transporte público de la ciudad esta monopolizado?

CA: No es que crea que pueda haber monopolio, hay monopolio. Lo que afecta a la ciudad es si el servicio es bueno o no, antes había ocho empresas y sinceramente era muy feo el servicio. La empresa 25 de Mayo, dentro de todo, mantiene cierta regularidad, tanto en el cuidado como modernización de las unidades.

– ¿Qué opinión le merece el sistema de pago de boletos?

CA: Debería haber un sistema mixto entre monederas y tarjetas. Los micros deberían llevar el sistema de tarjeta por aproximación, la monedera anexa, y la tan cuestionada tarjetera a la que estamos acostumbrados. Siendo que los boletos son una fuente de ingreso, como tal deben ser pagados en efectivo. Además, se debería implementar la venta de “viajes sueltos” así los individuos no dependerían ni de tener monedas, ni de tener tarjeta.

– ¿Es adecuado el precio?

CA: El precio me parece que medianamente está bien, porque hay líneas que recorren distancias muy largas. Lo que me parece que esta de mas es el boleto universitario: El tipo que estudia tiene que poner algo de él, no puede pretender que la parte pobre de la ciudad le pague el boleto a los que el día de mañana van a tener un título. Es completamente injusto.

Como pueden apreciar, resalté en negrita algunas definiciones, a saber:

Agregar tranvías modernos: ¿en que se diferencia con un colectivo? Que tiene un recorrido fijo sobre rieles, si es un tranvía como los de antaño. En que puede llegar a funcionar con electricidad, lo cual lo haría algo mas económico y menos contaminante. Pero ambas cosas podrían hacerse igualmente con colectivos si los mismos hicieran un recorrido eficiente, o dicho de otra manera, si estuvieran puestos al servicio de las necesidades de los usuarios y no al servicio de la economía de las empresas.

Debería haber un sistema mixto entre monederas y tarjetas: Ya vemos que el concejal no tiene en cuenta ni la seguridad de los choferes ni la de los pasajeros. Y mucho menos, la experiencia, ya que a continuación propone que “se debería implementar la venta de “viajes sueltos” así los individuos no dependerían ni de tener monedas, ni de tener tarjeta“.
Si no es con moneda, si no es con tarjeta, vamos, que entonces es con billete y el que tiene que cortar el boleto, dar el cambio y llevar el dinero a bordo tiene que ser el chofer, ya que no habla de incorporar guarda ni policía a bordo.

El precio me parece que medianamente está bien: O lo que sería lo mismo, “no tengo ni la mas puta idea, pero si los empresarios están de acuerdo es porque para ellos debe estar bien”.

Aunque la última fue la que mas me impresionó, ya que evidencia muy claramente la forma de pensar que tiene:
Lo que me parece que esta de mas es el boleto universitario: El tipo que estudia tiene que poner algo de él, no puede pretender que la parte pobre de la ciudad le pague el boleto a los que el día de mañana van a tener un título

Arroyo, de entrada, interpreta que el estudiante universitario es una persona que cuenta con recursos suficientes como para pagarse el boleto. O que el solo hecho de que en el futuro alguien tenga un título ya lo convierte en solvente durante su carrera. Y lo peor de todo, es que se refiere a un boleto que no existe.

Pensamientos tan estructurados como este son los que generan que muchas personas no logren llegar a la universidad, o como dijo Ferraresi, “si se demuestra que la persona es discapacitada, lamentablemente hay que darle el pase”.

Pero nada dice de la parte pobre de la ciudad que financia con sus impuestos ni el boleto a un costo irreal, ni que aporta también con sus impuestos a que estos mismos empresarios reciban los subsidios que crecen año tras año mas que la inflación, o que aporten con cada boleto a un “fondo del transporte” que termina siendo usado para pagar aguinaldos cuando debería usarse para pagar arreglos de calles.

Creo que es aprecia muy bien que Arroyo es uno de esos políticos que cuando se los deja en su hábitat natural se muestran tal cual son. Solo en momentos cercanos a las elecciones mutan un poco el discurso para que no se note tanto cuanto le tira la dirección a la derecha.
Un personaje que se ha hecho su fama por agregarle a una ordenanza que el casco de los moticiclistas debe ir puesto “en la cabeza”, pero que nunca logró que el Dpto. de Inspección de Tránsito dejara de ser una cueva de ineficiencia.

Alguien que dijo que se iba a transformar en “el fiscal del concejo deliberante” y que rápidamente apoyó sus nalgas en la banca para dar quorum al último aumento del boleto, agradecido por el trabajo que las autoridades de OSSE le dieron a su hija.

Alguien que pretende ser intendente. Dios nos libre y guarde, diría algún católico.

Anuncios

Comentarios»

1. Mauricio - junio 18, 2011

Esto cada vez me da mas bronca y me demuestra que la mayoria de los politicos no tienen ni idea de lo que es andar en un colectivo tanto como pasajero o chofer ,digo viven en una nuve de pedo o estan en otra sintonia? manga de ladrones corruptos.

2. Maripiel - junio 19, 2011

Está muy viejo Don Arroyo, quizá sea mas jóven que yo, pero dá la pauta por sus dichos que su mente está caduca. No evolucionó… lamentable… ¿Y sigue siendo director de una escuela? ¡Pobres alumnos! Con la mente de éstos educadores… perimidos… ¡Los ideales se le fueron por los corredores del palacio municipal, hacia la tesorería! ¡Qué tiempos aquellos en los que andaba corriendo para que se pongan en la cabeza los cascos los motociclistas! ¿Se ha jubilado? Pareciera…

3. Pedro - agosto 14, 2011

Tal vez si el Sr Pulti hubiera respondido sobre estas preguntas lo hubiere hecho de la manera que nos tiene acostumbrados y como le gusta a la mayoria de los lectores. Asi está Mar del Plata, con gente que da vueltas en el poder hasta enganchar el sillon de intendente no por meritos propios, sino por el voto castigo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: