jump to navigation

Hay fraudes y fraudes junio 30, 2016

Posted by javiersalinas in General.
1 comment so far

En estos días se sigue debatiendo la noticia de la aparición de empleados “fantasma” en las empresas de transporte local, y ayer fue publicada una nota en “QUE Digital”, donde el Secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, nos deja una fase significativa: “Si cometen fraude tenemos que mirar de otra manera”

Aclaremos primero un tema. El fraude de tener mas empleados declarados que los que efectivamente trabajan en conducción de unidades no impacta en el valor del boleto, tal como lo dice el propio Vicente.

Por dos motivos:

1) que para el cálculo se toma el valor de 2.5 como dotación de conducción por vehículo. Por ende, si hay contratados mas de 2.5 choferes por micro, no se refleja en la tarifa.
2) que si les ingresa mas dinero en subsidios estatales, tarde o temprano se van a descontar de los costos en el cálculo de la tarifa.

Pero, eso si, fraude sería, por ejemplo, tener micros declarados pero sin rodar, sin generar gastos y permitiendo mantener una dotación de personal ficticia que sirva para estabilizar lo declarado con el coeficiente de 2.5 de la metodología de cálculo y que no se note la ganancia extraordinaria que representa tener menos personal.

Por eso, que no se pueda verificar si los micros tienen instalado y funcionando los GPS, para poder verlos en un mapa, contar la cantidad que realmente circulan, verificar la cantidad de kilómetros que recorren diariamente, saber si se ajustan a los recorridos y frecuencias establecidas, también es fraude.

Fraude, o en todo caso, dejar la puerta abierta para que se produzca el fraude, es no cumplir con el art. 8o de la ordenanza 18.556 que dice “El Departamento Ejecutivo procederá, en un plazo no mayor de noventa (90) días, en uso de sus facultades, a la constitución de un sistema adicional de contralor que garantice la defensa de los derechos del usuario en todo lo atinente al Transporte Público de Pasajeros.” (nota: los 90 días se cumplieron en septiembre de 2008)

Fraude también sería que, si se considera que la dotación de choferes por unidad es de 2.5 como un valor fijo que también sirva como “amortiguador” de variabilidades en la planta de personal real, los valores de antigüedad utilizados para el cálculo de costos de las distintas categorías de personal (administrativo, técnico, profesional, gerencial) sean superiores a los indicados en la metodología.

Fraude también es que si la metodología de cálculo indica que el consumo de combustible es de 0.358 litros por km., el personal de Transporte Urbano utilice el valor de 0.390 litros por km. Esto si impacta en el valor del boleto. Lo incrementa.

Y también fraude es que si la ordenanza 16.789, del año 2005, establece un valor del 7% para el “Costo sobre el Capital Invertido”, que sería la ganancia que el empresario recibe sobre lo que invirtió en colectivos, inmuebles y accesorios como los GPS y las rampas, se utilice un índice del 11% poniendo como excusa que es el que fijan las ordenanzas 7.299, que es del año 88 y la ordenanza 7.434, que es del año 89. Esto también impacta en el valor del boleto. Lo incrementa y bastante.

Fraude también es olvidarse de la frase “Al tratarse la formula anteriormente transcripta de la adoptada por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y siendo la misma confeccionada en base a servicios del Gran Buenos Aires y a fin de adaptarla al sistema de Transporte de General Pueyrredon al resultado final (Tp) se le descontará el 15%.
Este “olvido” impacta, y mucho, en la tarifa.

Por el momento, no se ve al gobierno de Arroyo que en sus primeros 7 meses esté mirando “de otra manera” a los transportistas por esos fraudes, que vale la pena recordar, algunos se están cometiendo desde antes de que el servicio fuera licitado y adjudicado sobre la base de la ordenanza 16.789.

Así como el gobierno nacional ha dado marcha atrás en algunas decisiones por las consecuencias que las mismas implicaron (una tarifa de gas impagable, por ejemplo), sería de mucha utilidad que la rectificación de lo que puede salir mal se comience a tomar como una virtud y no como una muestra de debilidad.

Raro proyecto sobre GPS’s junio 13, 2016

Posted by javiersalinas in General.
2 comments

Un nuevo, y raro, proyecto sobre el transporte público de Mar del Plata ha sido presentado en el Concejo Deliberante.

Me refiero al expediente 1512/2016, cuyo autor es el Concejal Balut Olivar Tarifa Arenas, quien accedió al cargo siendo el segundo candidato en la lista de Acción Marplatense y que, una vez que asumió, como se dice vulgarmente, hizo rancho aparte.

El proyecto de ordenanza se presenta “Solicitando al D.E. desarrolle e implemente una aplicación móvil y web, que permita al usuario del Servicio Público de Transporte Urbano de Pasajeros conocer en tiempo real el arribo de las unidades y la realización de un convenio con la Facultad de Ingenieria de la UNMDP.-“.

Y adjunta un modelo tipo de convenio para ser firmado entre la Municipalidad de Gral. Pueyrredon y la Facultad de Ingeniería de la UNMDP con el objetivo de “llevar a cabo un Programa de Cooperación y Asistencia Técnica para la creación de una aplicación de telefonía móvil que permita al usuario del Servicio de Transporte Público Urbano de Pasajeros (STPUP) la obtención de información acerca de la localización en tiempo real de unidades de transporte.

Empecemos con la parte seria del asunto. Hay una ordenanza que regula el funcionamiento del transporte público de la ciudad. Es la Ordenanza 16.789, y en la misma hay referencias muy precisas al tema del proyecto, que es el GPS. Dice esto en varias de sus partes (solo copio y pego lo relevante para el caso):

Las unidades deberán contar una vez firmado el contrato, con un sistema de seguimiento satelital de unidades por sistema G.P.S., dejándose establecido que una de las centrales del sistema funcionará y será operada por la autoridad de aplicación, que el poder concedente disponga y cuyos gastos de mantenimiento e instalación se encontrará a cargo del concesionario.

La información será transmitida estrictamente en tiempo real, consistiendo en la posición, hora, dirección de movimientos de los mismos y estado de sensores, con la cual se podrá efectuar toda actividad de seguimiento y control de los vehículos.

La información será almacenada por la central de monitoreo, pudiendo disponerse de ella en tiempo diferido para la elaboración de reportes. En tales reportes se podrán apreciar los recorridos, detenciones con su horario, duración y velocidades desarrolladas por las unidades para su comparación con las frecuencias preestablecidas y análisis estadísticos.

Al momento de la firma del contrato, los concesionarios deberán incorporar el sistema de control de posicionamiento global (GPS) conforme especificaciones técnicas que forman parte del presente pliego y proveer al Municipio el equipamiento conforme lo previsto en acápite b.1. sistema básico de las cláusulas de especificaciones particulares

Lo que se aprecia aquí se puede resumir en que desde Mayo de 2007, fecha en la que se firmaron los contratos 9 años atrás, el GPS debería estar funcionando, el centro de monitoreo instalado en la MGP y los datos disponibles para controlar y analizar.

Nada de ello, salvo alguna presentación del “centro de monitoreo” en julio de 2008, que pareció mas una puesta en escena para burlar el texto de la Ordenanza 18.556, ha sido visto por las instalaciones municipales. Los datos, mucho menos.

Queda muy claro que lo que hace falta es que el sistema de GPS funcione según los parámetros establecidos en el pliego de bases y condiciones, con el costo de funcionamiento a cargo de los empresarios, lo que incluye también el software, tal como establece el requisito de contar con la “Programación necesaria para realizar estas tareas” (las de monitoreo y control”.

Es por esto que me resulta raro que se proponga un convenio para que entre la MGP y la FI desarrollen la web y la app para celulares, sin ninguna cita a la necesidad de contar con los datos tal como se detalla anteriormente, donde las empresas concesionarias son nombradas tan solo en la frase “aquí podrán participar otras partes como las empresas de transporte” cuando se detallan las responsabilidades de las partes, cuando deberían estar incluidas como el actor obligado a hacerse cargo de los gastos que demande el convenio y a entregar toda la información necesaria para su realización.

Es mas, si tan solo se obligara a las empresas a hacer públicos los datos de los GPS en tiempo real, una iniciativa como la de MyBus, que ya hace años tiene funcionando el sistema de consulta de recorridos en forma no oficial, que no ha recibido ni un mínimo aporte de la UTE y apenas algunos meses de publicidad de la MGP, podría poner a funcionar una aplicación para celulares en tiempos bastante mas cortos que los que implicaría hacer que se pongan de acuerdo la FI y la MGP.

Ahora, algunos comentarios sobre la parte “graciosa” del proyecto.

Cuando se hace referencia a las tareas a realizar por medio del convenio, se puede leer “Analizar el estado actual de la tecnología existente y planteamiento de una solución en el marco de la nueva tecnología de Software Libre

Para los que quieran saber algo mas sobre la “nueva” tecnología del software libre, les recomiendo empezar leyendo que es el SL y cual es su historia completa, que remonta a 1984 (32 años atrás) los inicios de esto que es llamado “nueva tecnología”.

Luego, también se puede leer la frase “Lograr un sistema estable y lo más inmune posible a los ataques informáticos actuales, causantes de malfuncionamiento

Lo cual es gracioso, ya que cualquier informático sabe que los ataques, actuales o pasados, tienen por objetivo cosas algo mas importantes que provocar “malfuncionamiento”, sino que apuntan a hurtar información o, directamente, activos financieros (como los famosos “phishing” donde se hacen pasar por la empresa de tu tarjeta de crédito y te piden que cambies la contraseña ingresando primero la contraseña actual 😉 )

Y me provocó también una importante risa leer “Establecer servidores seguros y optimizar los protocolos de comunicaciones entre los servidores y los usuarios“.

En serio, me imaginé al redactor del proyecto viendo Matrix y pensando en el protocolo de comunicación neuronal para la comunicación directa entre el cerebro de una persona con un puerto USB 3.1 conectada a 10 Gbps con un servidor via Internet, desde Mar del Plata, para enterarse cuanto va a tardar el bondi en dar la vuelta en la esquina y verlo 😛

En fin, habrá que ir haciendo un seguimiento de este proyecto, al que le veo un destino de caducidad antes siquiera de poder firmarse el convenio que propugna.