jump to navigation

Hay fraudes y fraudes junio 30, 2016

Posted by javiersalinas in General.
trackback

En estos días se sigue debatiendo la noticia de la aparición de empleados “fantasma” en las empresas de transporte local, y ayer fue publicada una nota en “QUE Digital”, donde el Secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, nos deja una fase significativa: “Si cometen fraude tenemos que mirar de otra manera”

Aclaremos primero un tema. El fraude de tener mas empleados declarados que los que efectivamente trabajan en conducción de unidades no impacta en el valor del boleto, tal como lo dice el propio Vicente.

Por dos motivos:

1) que para el cálculo se toma el valor de 2.5 como dotación de conducción por vehículo. Por ende, si hay contratados mas de 2.5 choferes por micro, no se refleja en la tarifa.
2) que si les ingresa mas dinero en subsidios estatales, tarde o temprano se van a descontar de los costos en el cálculo de la tarifa.

Pero, eso si, fraude sería, por ejemplo, tener micros declarados pero sin rodar, sin generar gastos y permitiendo mantener una dotación de personal ficticia que sirva para estabilizar lo declarado con el coeficiente de 2.5 de la metodología de cálculo y que no se note la ganancia extraordinaria que representa tener menos personal.

Por eso, que no se pueda verificar si los micros tienen instalado y funcionando los GPS, para poder verlos en un mapa, contar la cantidad que realmente circulan, verificar la cantidad de kilómetros que recorren diariamente, saber si se ajustan a los recorridos y frecuencias establecidas, también es fraude.

Fraude, o en todo caso, dejar la puerta abierta para que se produzca el fraude, es no cumplir con el art. 8o de la ordenanza 18.556 que dice “El Departamento Ejecutivo procederá, en un plazo no mayor de noventa (90) días, en uso de sus facultades, a la constitución de un sistema adicional de contralor que garantice la defensa de los derechos del usuario en todo lo atinente al Transporte Público de Pasajeros.” (nota: los 90 días se cumplieron en septiembre de 2008)

Fraude también sería que, si se considera que la dotación de choferes por unidad es de 2.5 como un valor fijo que también sirva como “amortiguador” de variabilidades en la planta de personal real, los valores de antigüedad utilizados para el cálculo de costos de las distintas categorías de personal (administrativo, técnico, profesional, gerencial) sean superiores a los indicados en la metodología.

Fraude también es que si la metodología de cálculo indica que el consumo de combustible es de 0.358 litros por km., el personal de Transporte Urbano utilice el valor de 0.390 litros por km. Esto si impacta en el valor del boleto. Lo incrementa.

Y también fraude es que si la ordenanza 16.789, del año 2005, establece un valor del 7% para el “Costo sobre el Capital Invertido”, que sería la ganancia que el empresario recibe sobre lo que invirtió en colectivos, inmuebles y accesorios como los GPS y las rampas, se utilice un índice del 11% poniendo como excusa que es el que fijan las ordenanzas 7.299, que es del año 88 y la ordenanza 7.434, que es del año 89. Esto también impacta en el valor del boleto. Lo incrementa y bastante.

Fraude también es olvidarse de la frase “Al tratarse la formula anteriormente transcripta de la adoptada por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y siendo la misma confeccionada en base a servicios del Gran Buenos Aires y a fin de adaptarla al sistema de Transporte de General Pueyrredon al resultado final (Tp) se le descontará el 15%.
Este “olvido” impacta, y mucho, en la tarifa.

Por el momento, no se ve al gobierno de Arroyo que en sus primeros 7 meses esté mirando “de otra manera” a los transportistas por esos fraudes, que vale la pena recordar, algunos se están cometiendo desde antes de que el servicio fuera licitado y adjudicado sobre la base de la ordenanza 16.789.

Así como el gobierno nacional ha dado marcha atrás en algunas decisiones por las consecuencias que las mismas implicaron (una tarifa de gas impagable, por ejemplo), sería de mucha utilidad que la rectificación de lo que puede salir mal se comience a tomar como una virtud y no como una muestra de debilidad.

Anuncios

Comentarios»

1. María del Carmen Urbizu - junio 30, 2016

Justamente hoy conversaba con un señor que fué chofer de colectivos, línea 12 de octubre, comentaba que tiene compañeros que no trabajan hace un año, y cuando reclaman algún beneficio, como la AUH les dicen, no Uds. están trabajando… sin palabras. (Los llaman cada tanto para hacer un reemplazo, pero no efectivos)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: