jump to navigation

MyBus, “Cuando pasa” y la burrocracia II marzo 17, 2018

Posted by javiersalinas in General.
add a comment

Recordemos: el martes pasado publiqué la primera parte, MyBus, “Cuando pasa” y la burrocracia, en la que contaba, sintéticamente, que es MyBus, que es el “Cuando Pasa” y por que motivo había sido bloqueado.

Hoy, la Municipalidad de Gral. Pueyrredon eligió al Subsecretario de Modernización, Leonardo Rodriguez, como vocero y a 0223 como medio para hacer llegar a los ciudadanos las explicaciones.

Pueden ver la nota aquí: https://www.0223.com.ar/nota/2018-3-17-9-17-0-acusan-al-municipio-de-bloquear-mybus-para-que-no-compita-con-cuando-llega

En resumen: para el Subsecretario, el problema es que los datos de los GPS del transporte público de Mar del Plata no son públicos. Y se terminó el problema.

Los que nos provee la UTE a través de Efisat es el dato que nos permite saber en cada momento donde está cada colectivo. No son datos abiertos sino datos privados de una empresa privada para brindar ese servicio a la comunidad”

Si los GPS fueran municipales, no tendríamos inconvenientes en abrir los datos y que cada cual haga la aplicación que se le ocurra. Pero es un dato privado donde hay un tema de intereses. Es como que el vecino de enfrente me presta la cortadora de pasto y después haya gente que reclama que porqué esa máquina no se las presté a todos los vecinos

Lo que el Subsecretario Rodriguez no sabe, no conoce, o no recuerda es que la Ordenanza 16.789 dice:

b.3.) Funcionamiento:

Se deberá proveer a la Autoridad de Aplicación en idéntico tiempo al que lo instalen las adjudicatarias, del mismo equipamiento que se utilice para operar la central de monitoreo, de modo tal que se puedan realizar los controles pertinentes en tiempo real.

La Autoridad de Aplicación fijará el lugar donde deberá ser instalado dicho equipamiento, quedando a cargo de el/los concesionarios todos los costos que demanden la instalación y mantenimiento, como así también la capacitación del personal municipal que se designe a tales efectos.

La información será transmitida estrictamente en tiempo real, consistiendo en la posición, hora, dirección de movimientos de los mismos y estado de sensores, con la cual se podrá efectuar toda actividad de seguimiento y control de los vehículos.

La información será almacenada por la central de monitoreo, pudiendo disponerse de ella en tiempo diferido para la elaboración de reportes. En tales reportes se podrán apreciar los recorridos, detenciones con su horario, duración y velocidades desarrolladas por las unidades para su comparación con las frecuencias preestablecidas y análisis estadísticos.

Es extraño que el Sr. Rodriguez no aprecie la diferencia entre una cortadora de pasto y un dato.

La propia Municipalidad, cuando se votó el pliego de bases y condiciones, tuvo muy en claro que los datos son propios, y le exige a la U.T.E. que pague por ponerlos a disposición de la MGP “en idéntico tiempo” y con el mismo equipamiento.

Porque los datos, a diferencia de una cortadora de pasto, pueden ser usados por todos los vecinos al mismo tiempo. Y no se gastan.

Si la aplicación desarrollada por la MGP es gratuita, si Efisat cobra por brindar el servicio de geoposicionamiento global y entregar los datos a las empresas de transporte (que son los que le pagan), si las empresas están obligadas a hacer llegar esos datos en el mismo momento en que los reciben a la MGP, si el ciudadano, tarde o temprano, sin saberlo, consulta la misma fuente independientemente de la app que utilice, no se ve que exista otro interés que el de la Municipalidad tratando de que los ciudadanos no puedan elegir la aplicación que mes les guste, sino que estén obligados a usar la oficial.

Esta vez, la explicación oficial, explica mucho mas de lo que dicen.

Anuncios

MyBus, “Cuando pasa” y la burrocracia marzo 13, 2018

Posted by javiersalinas in General.
1 comment so far

MyBus:

MyBus es una excelente aplicación, desarrollada por un marplatense, que allá por el año 2012 comenzó a programar un sistema que permitiera, a los ciudadanos de Gral. Pueyrredon y a los turistas que visitaran nuestra ciudad, saber que colectivo tomar para llegar a donde necesitaran.

Tiempos en los que las empresas de transporte solo jugaban al juego del aumento con Pulti y en los que la Municipalidad, como único indicador oficial, tenía publicados en la web textos del estilo “por Luro hasta Jujuy, por esta hasta 3 de Febrero, por esta hasta San Juan, por esta hasta Ituzaingo … ” y así con todas las lineas.

Comenzó en la web y luego se instaló en miles de celulares. En el año 2014 la aplicación ganó el concurso de aplicaciones realizado por la Municipalidad de Gral. Pueyrredon.

Y ayer, 12 de marzo, incorporó un nuevo servicio: “Cuando pasa”

Cuando Pasa:

Cuando Pasa?” es una alternativa al “Cuando Llega” implementado por la MGP.
Tras un año y medio de demoras, y alguna bronca del community manager de Transporte y Tránsito por haberles marcado este detalle del atraso, el 19 de febrero de 2017 fue presentada oficialmente.

Como era de esperar, el funcionamiento no era muy preciso, se dejaban de informar los horarios durante la noche, y muchos usuarios no se sentían cómodos con la forma en que la aplicación te permitía ver los tiempos, solo una parada y un micro a la vez.

Nada de esto es extraño en un sistema recién hecho, pero si cuando el justificativo para un año y medio de retraso en que querían tenerla funcionando “a la perfección”.

La Burrocracia:

La burrocracia se hace presente cuando le pisan el callo.

En esta ocasión, cuando MyBus, a tan solo 20 días de la presentación oficial de “Cuando Llega”, presenta el “Cuando Pasa?”, por el momento solo por web, pero utilizando los mismos datos que la MGP y con mejores prestaciones.

La bronca no se hizo esperar y Claudio Cambareri, Subsecretario de Transporte y Tránsito, puso el grito en el cielo. Y mandó a bloquear a MyBus el acceso a los datos para que su servicio “Cuando Pasa?” no pudiera hacerle sombra a la aplicación municipal.

Una actitud completamente intolerante y basada, si no en la ignorancia, en cierta inquina.

Porque MyBus, y me consta en forma personal, siempre estuvo dispuesto a colaborar en todo lo que fuera brindar mejores servicios al ciudadano. Porque MyBus puso a disposición de la MGP su aplicación, sus conocimientos para desarrollarla y su buena voluntad para ayudarlos en la finalización del “Cuando Llega”.

Hablo de ignorancia porque, por estas horas, en la Municipalidad se habla de la “propiedad de los datos”. Y se olvidan que los datos que se generan en un servicio concesionado, como es el caso del transporte público de Mar del Plata, son del poder concedente. O sea, la MGP.

Hablo de ignorancia porque en la Ordenanza 16.789, Título II, Clausulas de especificaciones técnicas, III) Parque Automotor, dice:

b) Las unidades deberán contar una vez firmado el contrato, con un sistema de seguimiento satelital de unidades por sistema G.P.S., dejándose establecido que una de las centrales del sistema funcionará y será operada por la autoridad de aplicación, que el poder concedente disponga y cuyos gastos de mantenimiento e instalación se encontrará a cargo del concesionario.

Un par de recordatorios. “una vez firmado el contrato” fue en el 2007. “Autoridad de Aplicación” es Transporte y Tránsito MGP. “Concesionario” es cada empresa de transporte.

Traducido: los datos de los GPS tienen que estar disponibles para la Municipalidad y lo tienen que pagar los transportistas. Punto. Sigamos.

La misma ordenanza, tras ese punto b), especifica varias cuestiones técnicas y vuelve a insistir mas adelante:

b.3.) Funcionamiento:

Se deberá proveer a la Autoridad de Aplicación en idéntico tiempo al que lo instalen las adjudicatarias, del mismo equipamiento que se utilice para operar la central de monitoreo, de modo tal que se puedan realizar los controles pertinentes en tiempo real.

La Autoridad de Aplicación fijará el lugar donde deberá ser instalado dicho equipamiento, quedando a cargo de el/los concesionarios todos los costos que demanden la instalación y mantenimiento, como así también la capacitación del personal municipal que se designe a tales efectos.

La información será transmitida estrictamente en tiempo real, consistiendo en la posición, hora, dirección de movimientos de los mismos y estado de sensores, con la cual se podrá efectuar toda actividad de seguimiento y control de los vehículos.

La información será almacenada por la central de monitoreo, pudiendo disponerse de ella en tiempo diferido para la elaboración de reportes. En tales reportes se podrán apreciar los recorridos, detenciones con su horario, duración y velocidades desarrolladas por las unidades para su comparación con las frecuencias preestablecidas y análisis estadísticos.

Lo del mismo equipamiento es discutible. Recordemos que esta ordenanza se empezó a escribir en el 2000 y se sancionó en 2005, por gente que no sabía ni entendía muy bien de que venía eso de la Internet. Mucho menos del concepto de datos abiertos o similares.

Pero lo que si quedó claro en la redacción es que la información de posición en el tiempo de las unidades de transporte público tenían que estar en manos municipales en tiempo real (como careteó alguna vez Ferraresi en el HCD “les voy a poner un plasma de 42 en el hall municipal para que vean donde está cada colectivo. Cosa que no hizo nunca, pero amenazó con hacerla) como en formato de base de datos histórica para que Transporte y Tránsito pudiera cumplir con su rol de contralor de frecuencias, cosa que tampoco ha mostrado hacer.

Hoy no se puede alegar que el problema es entre privados, metiendo a Efisat, la empresa contratada para proveer el servicio de posicionamiento satelital y entregar los datos generados por los GPS, como si fuera la propietaria de los datos y de su uso.

Hacerlo es una forma de ocultar la ignorancia sobre la concesión del servicio. Como mínimo y teniendo como premisa que no existe ninguna intención por parte del personal municipal de darle preferencia a una determinada empresa o tratar de que los datos reales no puedan ser accedidos por la ciudadanía y que después muestre que existen irregularidades en el servicio concesionado que ellos, desde Transporte y Tránsito, no sancionan.

Recordemos: el 2 de marzo, el Intendente Arroyo adhirió con su firma a un compromiso de apertura de datos públicos. Esta actitud de sus subordinados se lleva de patadas con dicho compromiso.

Sería muy bueno que estas actitudes se revean y se corrijan. Y que se ponga por delante de todo la mejora de la calidad de vida del ciudadano y no el capricho de un funcionario.